Marketplace de proximidad

Marketplace de proximidad: una nueva esperanza post COVID-19

El concepto de marketplace de proximidad es la demostración de cómo se puede encontrar una oportunidad en la adversidad. Si algo ha provocado la pandemia y sus restricciones, además de las cuestiones adversas, ha sido la capacidad de reinventarnos. Es justo aquí donde entran en juego los conocidos como marketplaces de proximidad: un lugar online donde poder vender tus productos.

¿Quién no quiere comprar los productos de la tienda de siempre online? ¿Quién no querría elegir las frutas frescas del negocio donde ha comprado toda la vida a cualquier hora sin tener que salir? Este es el concepto o la necesidad que explica esta nueva forma de mercado en el que comprar y vender productos de barrio.

Marketplace de proximidad

En términos generales, se trata de la digitalización de un mercado tradicional, pero también de lugares online donde comercios pueden vender sus productos sin tener un ecommerce propio. Pescaderías, panaderías, fruterías, pastelerías, floristerías o farmacias. Imagina un mercado o un barrio y esos comercios tradicionales que te vienen a la mente son los que normalmente forman parte de estos mercados virtuales.

A la hora de comprar, se trata de elegir el tipo de producto o tienda que se demanda y de encontrar lo que uno necesita. El procedimiento es idéntico a cualquier otra tienda online. Lo único que varía es quizás el tipo de comercio en el que estás comprando. Estamos acostumbrados a comprar ropa en grandes marcas, zapatos o joyas, pero ¿qué pasa con otro tipo de productos?

Si, por el contrario, lo que quieres es vender, es aquí donde tienes una oportunidad de negocio. ¿Por qué? Pues porque estarás formando parte de una web o de una app con un tráfico del que beneficiarte. No tendrás más que gestionar la venta y preparar el pedido, porque de lo demás se encargará el propio marketplace.

Es una forma de abrir el escaparate de tu tienda como nunca lo habrías imaginado. Todo, además, en un momento en el que subirse al carro de la digitalización es lo que marca la diferencia. Lo que hace que el mercado tradicional pueda sobrevivir, apuntándose a una nueva forma de vender. Una manera de hacer negocio ajustada a esa nueva forma de consumir. Es llevarte un trozo de ese pastel de negocio online que ha aumentado tras la pandemia.

La COVID-19 y marketplaces

Aunque el concepto de este tipo de negocio es anterior a la pandemia, la COVID-19 ha supuesto un antes y un después para todos los negocios online. La imposibilidad de salir a la calle, otras restricciones y el miedo a exponerse en los comercios han sido los causantes del auge de las ventas a través de Internet.

Claramente, la pandemia ha cambiado la forma de consumir porque nos ha transformado. Esta es la principal razón de que en la actualidad se calcule que más de 20 millones de personas consumen a través de los negocios electrónicos. Un nicho de mercado interesante y un escenario que explican la razón por la que cada día son más los comercios de proximidad que se suman a este movimiento de las marketplaces post COVID-19.

Si en algo se ponen de acuerdo los expertos es en que el futuro del comercio pasa por estos escaparates donde vender. La pandemia va a durar más de lo que se pensó en un primer momento y los consumidores han adoptado ciertas formas de comprar que han llegado para quedarse.

El futuro de los marketplaces

Un informe de la prestigiosa consultora Oliver Wyman así augura el futuro inmediato. Según este informe, este tipo de plataformas serán los canales dominantes en el futuro próximo. Una realidad que afecta a los grandes marketplaces, pero también a los de proximidad.

Si hablamos de ejemplos de marketplaces, a la mente de todos llega la imagen de grandes centros o canales de negocio online como Amazon, Aliexpress o Alibaba. Ejemplos pioneros en cuanto a esto de los escaparates o mercados online.

En este caso estaríamos hablando de la gestión de un mercado online de proximidad donde se dé prioridad a los nuevos valores del consumidor. Está claro que los consumidores de hoy valoran más al pequeño comercio. Un comercio de proximidad que, en este caso, integra nuevas herramientas. Nuevos instrumentos para abrir su escaparate a una novedosa forma de vender donde no hay más preocupaciones que la tramitación de los pedidos.

Como conclusión, está claro que el futuro del comercio tradicional es el marketplace de proximidad. Cuando muchos pensaban que algunos comercios estaban abocados al fin, esta es una nueva manera de coger oxígeno y de hacer negocios. El escenario ha cambiado y es la oportunidad de muchos.  Si vendes en marketplaces o estás pensando en hacerlo, hay proveedores con los que puedes realizar la integración de tu negocio, un ejemplo es BigBuy: los especialistas en la integración en un marketplace. Y tú, ¿te apuntarías a formar parte de un marketplace?

Enviar Comentario

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad