Contrato con marketplace

¿Cómo es tener un contrato con un marketplace?

Hoy en día cada vez es más común que las empresas se decanten por los servicios de un marketplace a la hora de vender sus productos en Internet. Se trata de un formato que tiene algunas ventajas respecto a la venta en página web o ecommerce propia. Además, el contrato con un marketplace puede asegurar unos niveles de visibilidad y beneficios difíciles de conseguir por cuenta propia.

¿Cómo es vender en un marketplace?

Vender en un marketplace es la versión digital de hacerlo en un bazar. Tener un puesto en los resultados de búsqueda de estas webs es como tener un puesto físico en una calle transitada. La idea es que los usuarios, en vez de buscar en Internet, acudan directamente a estas plataformas. Aquí introducen su búsqueda o seleccionan unos parámetros y, entonces, aparecen productos de diferentes proveedores.

Valoraciones de los usuarios

Gracias a las valoraciones de tus usuarios, la calidad de tus productos y precios, conseguirás hacer anuncios más atractivos. Llamarás la atención de más compradores y mejorarás tus cifras de venta. Puedes conseguir mucho tráfico hacia tus productos de esta forma. Lo contrario sería vender mediante una página propia o e-commerce, que podría no tener tantas visitas y requiere de un trabajado posicionamiento web.

El contrato con un marketplace, parte esencial

Como en cualquier sector, el contrato es una parte muy importante de la actividad económica. En él se detallan los aspectos de la nueva relación económica entre tú, como empresa vendedora, y la plataforma marketplace. Como verás, este contrato puede regular muchos aspectos de la venta y de tu trabajo en el día a día en general.

Familiarizándote con las cuotas

A la hora de elegir un marketplace, es esencial examinar las cuotas. En BigBuy tienen condiciones muy favorables para las empresas que pueden resultar atractivas. Recuerda que las cuotas a pagar de forma mensual o anual serán uno de tus costes principales. Tu objetivo es que se mantengan lo más estables posible, para poder contar con ellas como coste fijo.

Cuánto más bajas sean estas cuotas, mayores ingresos tendrás. Esto es debido a que cada producto que vendas en la plataforma estará menos lastrado por la cuota que permite su venta. La cuota es, sin embargo, una inversión, ya que precisamente da acceso a una serie de ventajas y clientes que dan sentido a tu negocio.

El medio de pago más habitual, las comisiones de venta

Tal y como hemos ido adelantando, el pago de cuotas o tarifas a la empresa de marketplace da acceso a una serie de servicios esenciales. El acuerdo sobre este tema suele consistir en un documento en el que se reflejan las tarifas y se detalla la forma de pago. Solo para que lo sepas, las empresas más grandes de este sector suelen utilizar pagos de débito con los proveedores como tú. Por el contrario, las empresas pequeñas de marketplace hacen sus pagos por semana o por mes, dependiendo de los pedidos.

Las diferentes condiciones de los marketplaces

Los marketplace suelen establecer unos estándares de calidad, así como restricciones de malas prácticas. Así garantizan que en un portal con diferentes vendedores, se mantenga cierta homogeneidad entre ellos. Algunos de los requisitos que se te demandarán a la hora de comunicar es que cumplas con ciertas líneas. Este tipo de portales exigen a los vendedores como tú que realicen marketing acorde con el producto y redacten bien las descripciones. Algunas malas prácticas podrían incurrir en incumplimientos del contrato. Infórmate bien sobre este aspecto, ya que a menudo los anuncios pueden ser retirados sin previo aviso si no cumplen estos requisitos o algunos que mencionaremos a continuación.

El propio bien que vendas en la plataforma también es esencial. Algunas plataformas restringen la venta de algunos productos y, sobre todo, prohíben los artículos robados, falsos o ilegales.

Encargarse de atender al cliente

Uno de los aspectos que más vigilan plataformas de marketplace es que los vendedores se hagan cargo de las dudas y quejas. Se estandarizan diferentes protocolos que intentan que los vendedores ofrezcan un servicio de atención al cliente similar. La idea es que los propios vendedores traten de forma rápida y atenta las demandas de los consumidores. Se pueden incluir cláusulas de solución de problemas que exijan que estos se solucionen en un periodo determinado. Pasado este tiempo, algunos protocolos obligan a reembolsar incluso el dinero pagado por el cliente.

Vender y dar buen servicio, las claves

El motivo de estas regulaciones a través del contrato es conseguir una plantilla de empresas vendedoras competitivas. Las plataformas de marketplace quieren que todos los vendedores estén a la altura y sean capaces de vender y ofrecer buenos productos. También se revisan los aspectos de resolución de problemas para ver si estas tareas delegadas las están realizando correctamente.

Ahora ya sabes qué condiciones incluye un contrato con un marketplace. Te recomendamos que tengas en cuenta a BigBuy, si quieres empezar a vender en uno. Ya que es una de las empresas punteras del sector y ofrece condiciones muy favorables para vendedores.

Enviar Comentario

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad